miércoles, 4 de julio de 2012

FARMAFIA: El mayor magnate farmacéutico francés juzgado por 500 muertes

El dueño del laboratorio Servier se enfrenta a cuatro años de cárcel por ocultar los efectos secundarios potencialmente letales del adelgazante Mediator

El “entrañable ancianito, uno de los más ricos en las listas Forbes, que me ha recordado a una mezcla de pinochet con la de los etarras que se reían de sus víctimas, podría ser condenado a tan sólo 4 añitos de cárcel… y cómo tiene 90 años con casi total seguridad que ni la pisará… Y la multa??? para la empresa de tan sólo 150 mil euros… es decir, 300 euritos por cada víctima oficial…si consideramos que seguramente serán 10 veces más…seguro que le saldrá más barata cada víctima que lo que obtuvo por los medicamnete vendido, 30 euros por muerto… Viva la justicia!!!!

Hay que quedarse por lo menos con el hecho de que estos señores de la industria de la muerte vayan pasando por el banquillo…

Estamos ya en los tiempos del APOCALIPSIS… o dicho de otra manera, en tiempos de REVELACIÓN, de levantar el velo de la MENTIRA que salga a raudales las cientos de VERDADES que nos han ocultado…UNO a UNO irán cayendo cómo estamos viendo en estos tiempos…y el sector farmacéutico, o  la industria de la muerte, obviamente no podía ser menos…


El caso es el mayor escándalo sanitario de la historia moderna de Francia. Los laboratorios Servier, un gigante de la industria farmacéutica europea, vendieron entre 1976 y 2009 cerca de 245 millones de cajas de Mediator, un quitahambre indicado para diabéticos con sobrepeso, pero que era consumido sobre todo por gente sobrada de kilos y sin diabetes. Cinco millones de personas tomaron durante 33 años este adelgazante elaborado con benfluorex, una sustancia que, según se probó en 2009, produjo patologías cardiopulmonares mortales a centenares de personas.
 


Otros estudios elevan la cifra de víctimas mortales hasta las 1.320. Ayer, (18/05), el médico, fundador y presidente del laboratorio, Jacques Servier, de 90 años, se sentó en el banquillo para afrontar un primer proceso por engaño agravado.

Servier no es precisamente un desconocido. Es el dueño del segundo laboratorio de Francia, de la fortuna número 17 del país (2.800 millones de euros, según el ranking de Challenges), y de la Cruz de la Legión de Honor que le impuso Sarkozy en 2008.


Google+