jueves, 7 de junio de 2012

El virus "Flame" puede desencadenar una guerra cibernética

El virus Flame, es un complicadísimo programa nocivo, que afectó a las redes de computadoras de Irán y de países de Oriente Próximo.

Es comparable al virus Stuxnet. La semana pasada Flame fue detectado por especialistas del Laboratorio ruso Kaspersky, principal productor europeo de programas antivirus. El virus afectó los sistemas de computadoras de Irán, Líbano, Siria, Sudán y en los territorios palestinos. Los expertos consideran que sólo organizaciones que cuentan con el respaldo del gobierno están en condiciones de diseñar y lanzar a la red un nuevo virus de una fuerza destructora como la que posee Flame. Se supone que el lanzamiento del virus es una operación de espionaje cibernético y no el inicio de una guerra informática de envergadura. El consejero en jefe de seguridad de la filial en América del Norte de la firma antivirus británica Sophos, Chester Wisniewski, compartió con La Voz de Rusia su opinión sobre la procedencia y las propiedades del virus:

—¿Escucharon hablar de esta amenaza virtual?

—Sí, sí, escuchamos hablar de esto.

—¿Qué piensa la compañía Sophos de este programa nocivo?
—Pensamos igual que todos. Es un segmento muy grande y complicado de un programa nocivo, de modo que nosotros, igual que todos, lo estamos analizando, observando y lo dividimos en partes. Pienso que, a pesar de que es extremadamente enredado y voluminoso, estaba dirigido a afectar a un número pequeño de ordenadores. Pero pienso que esta situación es interesante más para las compañías antivirus, como la nuestra o Kaspersky, que para la opinión pública en general.

—¿Sabe usted, que el Laboratorio Kaspersky supone que este virus es parte de una operación estatal de ciberespionaje?
—Sí, pero está claro que no existe ningún tipo de pruebas ni testimonios al respecto. Nuestros investigadores, igual que los del Laboratorio Kaspersky, coinciden en que es suficiente dar un vistazo al virus para comprender que lo más probable es que este programa haya sido financiado, como dijo usted, por un Gobierno: es demasiado grande y complicado. Además, ha sido construido de una manera diferente, de lo que nosotros consideramos como típicos programas criminales. Sabe, comúnmente sustraen información bancaria. Este tipo de hurto –todos ellos son parecidos– guardan el orden de presión de las teclas o fotografían su pantalla y esto no tiene nada de excepcional, nos enfrentamos a ello todos los días. Claro que existe una gran variedad de virus, pero a partir de la estructura, de la forma de manejo y de las peculiaridades del virus, parece que se puede suponer que Flame ha sido diseñado por un Estado.

—¿Y si se trata del programa de un gobierno, existe alguna manera de protección ante él?
—Es un problema complicado, porque supongo que todos los países grandes participan en este tipo de actividad. Es  mucho más simple lanzar un programa nocivo a los ordenadores de su enemigo, que físicamente enviar a un espía a lugares supersecretos. De modo que se trata de un medio muy eficaz para los gobiernos y para los servicios de espionaje de obtención de datos potencialmente comprometedores.

[F] spanish.ruvr.ru
Google+