viernes, 24 de febrero de 2012

EE.UU. cataloga y decide el futuro de los arsenales sirios de armas químicas.

Para garantizar la seguridad de los laboratorios y depósitos de armas químicas en Siria, EE. UU. necesitará unos 75.000 soldados. Así lo aseguran los estrategas del Pentágono que desarrollan distintos proyectos de cara al futuro del país árabe tras socavar al régimen del presidente Bashar al Assad.

El futuro de los arsenales de armas en Siria ya está decidido en el Ministerio de Defensa norteamericano, con el fin de “mantenerlos fuera de peligro en caso de caída del actual régimen, lo que provocaría disturbios masivos en el país”, revelaron unos miembros del Pentágono que prefirieron guardar el anonimato, debido a que se trata de una planificación militar secreta. En total, se informa que el servicio de inteligencia estadounidense contó 50 laboratorios y depósitos de armas químicas en Siria, supuestamente destinados para la producción y mantenimiento de sustancias tóxicas.

Como aseguró a los miembros del Congreso estadounidense la semana pasada el jefe de la Inteligencia nacional de EE. UU., James Clapper, el Ejército sirio vigila cuidadosamente estas armas. Sin embargo, en caso de que el Gobierno de Assad pierda el control del país, no se puede excluir la posibilidad de que los arsenales puedan pasar a manos de terroristas.

Este jueves el portal web israelí de inteligencia militar www.debka.com reveló que el Pentágono ya había presentado al presidente Barack Obama el proyecto de intervención militar en Siria, que supone “la defensa de los rebeldes sirios y la población contra los ataques del Ejército gubernamental”. Además el informativo aseguró que actualmente Washington está llevando a cabo negociaciones con Reino Unido, Francia, Italia y Turquía en busca de un proyecto militar conjunto.

[F] http://actualidad.rt.com
Google+