lunes, 2 de abril de 2012

Venus atraviesa las Pléyades: consejos para verlo mañana

Gustavo E. García / AASU
Trayectoria del planeta Venus sobre una imagen de las Pléyades

El espectáculo comenzará cuando el Sol se esconda tras el horizonte y podrá ser observado a simple vista. Después de unos días de maravillosa conjunción, Júpiter y Venus ya se encuentran muy alejados entre sí. Pero el espectáculo continúa. Estos días, Venus atravesará el famoso cúmulo estelar de las Pléyades (también conocidas como Messier 45), un paseo celestial que, si el tiempo acompaña, podrá observarse a simple vista. El mayor acercamiento se producirá mañana, martes 3 de abril. 
Venus, el tercer cuerpo celeste más brillante visto desde la Tierra tras el Sol y la Luna, aparece visible desde el atardecer hasta la medianoche. Mañana, además, se acercará, desde nuestra perspectiva, al cúmulo abierto de las Pléyades. Este acercamiento visual es posible porque el sistema solar se formó a partir de un disco protoplanetario quedando todos los cuerpos aproximados a un mismo plano. Las Pléyades se encuentran en Taurus, una de las constelaciones atravesadas por ese plano, así que este cúmulo de estrellas es susceptible de ser «visitado» por la Luna y el resto de planetas del sistema solar, según explica la Red Española para la Divulgación de la Astronomía (REDA) en un comunicado.

Venus estará situado 97.56 millones de Km, pero su tamaño aparente será el de una moneda de un euro situada a 184 metros de distancia. Es el planeta más cercano a la Tierra y el más parecido en tamaño: la Tierra es tan sólo 1.05 veces más grande. Su intenso brillo se debe a que su densa atmósfera refleja gran parte de la luz que recibe del Sol, lo que se conoce en Astronomía como albedo.



Las Pléyades están un poco más lejos: 440 años luz, pero su tamaño aparente en el cielo equivale al de tres lunas llenas. El cúmulo está formado por unas 500 estrellas de las cuales se pueden llegar a distinguir a simple vista hasta ocho, dependiendo de las condiciones de oscuridad del cielo. Mitológicamente representan la familia del titán Atlas y la ninfa marina Pleione, siendo el resto de estrellas visibles a simple vista algunas de sus hijas: Alcyone, Electra, Maia, Merope, Taygeta y Celaeno.

Para disfrutar del show, basta con esperar a que el Sol se haya escondido tras el horizonte el día 3 de abril. El espectáculo durará mientras Venus y las Pléyades estén sobre el horizonte, es decir, hasta las 00.45 (hora peninsular española) y es recomendable verlo a simple vista, con prismáticos o con un pequeño telescopio.
Será una buena ocasión para conseguir una estupenda fotografía en dos exposiciones, una para mostrar las nebulosas que rodean las Pléyades y la otra para resaltar a Venus.

Google+