viernes, 27 de abril de 2012

Psicópatas en el Poder: Democidio, Asesinato en Masa y el Nuevo Orden Mundial

Mucha gente cree que los gobiernos son demasiado burocráticos, incompetentes y perezosos para lograr algo importante. Sin embargo, la historia ha demostrado que poderosas élites han utilizado los gobiernos para hacer una cosa muy eficientemente: el Democidio.

Según el profesor R.J. Rummel de la Universidad de Hawai, democidio es el asesinato de cualquier persona o personas por un gobierno, incluido el genocidio, el politicidio, y el asesinato en masa. El democidio no incluye a los soldados muertos en batalla. Sólo durante el Siglo 20 (1900), Rummel calcula que el poder del gobierno fue utilizado para asesinar a aproximadamente 262 millones de personas.

En los primeros tiempos era más fácil controlar a un millón de personas que matar físicamente a un millón de personas. Hoy en día es infinitamente más fácil matar a un millón de personas que controlar un millón de personas. Zbigniew Brzezinski (Psicópata nº1 del NOM)

Unión Soviética

Aproximadamente 61,9 millones de personas, 54,7 de los cuales eran ciudadanos, fueron asesinados por el Partido Comunista de la Unión Soviética desde 1917 hasta 1987.
Rummel escribe:
"Parte de este asesinato masivo fue un genocidio, como en el asesinato en masa de cientos de miles de Cosacos del Don en 1919, la intencional hambruna de cerca de 5 millones de campesinos ucranianos a su muerte en 1932-33 o la deportación a las muertes en masa de 50,000 a 60,000 estonios en el año 1949.
Parte fue asesinato en masa, a partir de la exterminación masiva de quizás 6,500.000 “kulaks” (en efecto, los campesinos más acomodados y aquellos resistiéndose a la colectivización) desde 1930 hasta 1937, la ejecución de quizás un millón de miembros del partido en el Gran Terror de 1937-1938 , y la matanza de todos los trotskistas en los campos de trabajos forzados".
La mayoría de las personas no eran conscientes de que toda esa muerte resultante de la revolución bolchevique no hubiera sido posible de no haber existido la ayuda de acaudalados financieros en Londres y Nueva York. Lenin y Trotsky estaban en términos muy cercanos con estos intereses capitalistas, tanto antes como después de la Revolución. Además, fue el presidente Woodrow Wilson quien proveyó a Trotsky con un pasaporte para regresar a Rusia para “llevar adelante” la revolución.

China

"Cualquiera que sea el precio de la revolución china [40] millones de personas asesinadas, que, evidentemente, lograron, no sólo producir una administración más eficiente y dedicada, sino también fomentar alta moral y una comunidad de propósitos.
El experimento social en China bajo el liderazgo del Presidente Mao fue uno de los más importantes y exitosos en la historia humana".
David Rockefeller (CFR , Comisión Trilateral, Bilderberg, Chase Bank)
Desde 1949, los comunistas chinos mataron a 6 millones de 102,6 personas, una estimación prudente es de 35,2. Cuando se añade a la cantidad que asesinaron en años anteriores, los comunistas probablemente mataron a 38,7 millones de chinos, tibetanos y otras minorías. Ningún otro pueblo en el siglo pasado, con excepción de los ciudadanos soviéticos, ha sufrido tantos asesinatos en masa a sangre fría como lo han hecho los chinos.

En 1972, el entonces asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger y el presidente Richard Nixon no tuvieron ningún problema de reunirse con Mao, después de la Gran Salto Adelante de Mao, que prohibió la propiedad privada y resultó en el asesinato/inanición de millones de chinos. Esta reunión mejoró las relaciones de Estados Unidos con China, para que la economía de Estados Unidos más adelante fuera destruida mediante la externalización de la fabricación a la China comunista.

La Alemania nazi

La Alemania nazi fue una eficiente y despiadada máquina de matar desde 1933 a 1945. 

Por genocidio, asesinato de rehenes, ataques de represalia, trabajos forzosos, “eutanasia,” hambre, exposición, experimentos médicos, y bombardeos de terror, y en los campos de concentración y campos de la muerte, los nazis asesinaron posiblemente a 15 de 31,6 millones de personas, muy probablemente 21 millones entre hombres, mujeres, discapacitados, ancianos, enfermos, prisioneros de guerra, trabajadores forzosos, prisioneros de los campos, críticos, homosexuales, judíos, eslavos, serbios, alemanes, checos, italianos, polacos, francés, ucranianos y muchos otros.
Entre ellos, 1 millón fueron niños menores de dieciocho años de edad. Y ninguna de estas monstruosas cifras siquiera incluyen el combate civil y militar o muertes de guerra.

Por supuesto, los nazis no perdieron la guerra, sólo el pueblo alemán perdió la guerra. Los nazis, simplemente se mudaron a los Estados Unidos bajo la Operación Paperclip, y América del Sur (Lobo Gris).

Es importante darse cuenta de que el ascenso de Hitler al poder fue posible gracias a Wall Street y a los banqueros e industriales estadounidenses.

Wall Street y el ascenso de Hitler de Anthony Sutton demuestra que el apoyo recibido de los nazis de Henry Ford, General Electric, ITT, Texaco, casas de Wall Street – Dillon, Read; Harris, Forbes, Morgan y los bancos Chase, y el banquero Paul Warburg (co-fundador de la privada Reserva Federal).



El papel de la Standard Oil [de Rockefeller] era la asistencia técnica para el desarrollo nazi del caucho sintético y la gasolina a través de una compañía de investigación estadounidense, bajo el control de gestión de la Standard Oil.

La Compañía EthylGasoline, propiedad conjunta de la Standard Oil de Nueva Jersey y General Motors, fue fundamental en el suministro del plomo etílico, vital para la Alemania nazi – en los escritos de protesta del Departamento de Guerra de Estados Unidos – con el conocimiento claro que la iniciativa de etilo era para propósitos militares nazi.

Prescott Bush también ayudó a la subida de Hitler al poder. El abuelo de George W. Bush, el fallecido senador de Estados Unidos Prescott Bush, fue director y accionista de empresas que se beneficiaron de su relación con los patrocinadores financieros de la Alemania nazi. Una empresa financiera de la que Prescott Bush fue director estaba involucrada con los arquitectos financieros del Nazismo. Sus relaciones comerciales, que continuaron hasta que los activos de su compañía fueron confiscados en 1942, en el marco del Comercio con el Enemigo, llevó 60 años más tarde a una acción civil por daños y perjuicios interpuestas en Alemania contra la familia Bush por dos ex-trabajadores esclavos en Auschwitz.

Vietnam y el sudeste de Asia

Henry "Napalm" Kissinger
La Política de Estados Unidos hacia el tercer mundo debe ser una de despoblación
Henry Kissinger
(CFR , Comisión Trilateral, Bilderberg)
El profesor Rummel calcula que por lo menos 3,7 millones de personas fueron asesinadas por los gobiernos del sudeste de Asia desde 1945 hasta 1987. Este período incluye la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam.

Según James “Bo” Gritz, el comandante de los Boinas Verdes más condecorado de los Estados Unidos, la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam sirvió a tres propósitos para los “planificadores internacionales”.

Lo más significativo fue el genocidio en el sudeste asiático, a través de una política de guerra interminable, de no-ganar que resultó en las muertes en combate de más de 58,000 estadounidenses y más de 6 millones de vietnamitas, laosianos y camboyanos.

Esta política permitió la caída del gobierno militar de Lon Nol en Camboya (Kampuchea) con el fin de dar paso a Pol Pot, quien supervisó la masacre de casi la mitad de sus compatriotas.

Camboya

El profesor Rummel señala que, en proporción a su población, Camboya sufrió una catástrofe humana sin precedentes en este siglo.

De una población en 1970 probablemente cerca de 7,1 millones, Camboya probablemente perdió un poco menos de 4 millones de personas en la guerra, rebelión, hambruna fabricada por el hombre, genocidio, politicidio, y el asesinato en masa. La gran mayoría, casi 3,3 millones de hombres, mujeres y niños fueron asesinados entre los años 1970 y 1980 por los sucesivos gobiernos y los grupos guerrilleros. La mayoría de ellos, una cifra cercana a 2,4 millones, fueron asesinados por los jemeres rojos comunistas, según indicaciones de Pol Pot.

Desafortunadamente, Pol Pot y el Khmer Rouge también recibieron apoyo de los Estados Unidos:
Dos trabajadores de ayuda de Estados Unidos, Linda Mason y Roger Brown, escribieron más tarde:
“El gobierno de Estados Unidos insistió en que los Jemeres Rojos fueran alimentados. Los Estados Unidos prefieren que la operación de beneficio a los Khmer Rouge de la credibilidad de una operación de socorro de renombre internacional.”
En 1980, bajo presión de Estados Unidos, el Programa Mundial de Alimentos entregó alimentos por valor de $ 12 millones para transmitir a los jemeres rojos.

Democidio en Irak

Después de proporcionar armas a Irak e Irán durante la guerra Irán/Irak, Estados Unidos y los gobiernos mundiales de la ONU fueron utilizados por sus controladores globalistas para llevar a cabo un democidio contra el pueblo de Irak.

El 12 de mayo de 1996, la ex-secretaria de Estado, Madeleine Albright, dijo en el programa 60 minutos que asesinar a 500,000 niños iraquíes mediante la imposición de sanciones económicas “valió la pena.” El ex-jefe del sindicato de la privada Reserva Federal, Alan Greenspan, dijo que la invasión de Estados Unidos a Irak causó la muerte de 1,2 millones iraquíes y se trataba de robar petróleo.

El ejército de Estados Unidos también utilizó uranio empobrecido en contra del pueblo iraquí, lo que asegura generaciones de defectos congénitos y enfermedades debidas a una vida media de 4,7 millones de años.


Estados Unidos- Democidio – Matanza-Suave

En su búsqueda de muerte y despoblación, los globalistas están llevando a cabo un Democidio suave.


El principal asesor científico del Gobierno de Obama, John P. Holdren, co-autor de Ecociencia, en el que abogaba por la formación de un “régimen planetario” que utilizaría una “fuerza policíal global” para hacer cumplir las medidas totalitarias de control de la población, incluidos los abortos forzados, los programas masivos de esterilización llevados a cabo a través del suministro de alimentos y agua, así como implantes corporales obligatorios que impidan a las parejas tener hijos.

Maurice Hilleman, uno de los científicos más prominentes de la vacuna en la historia de la industria de las vacunas, un científico de Merck, hizo una grabación donde se admite abiertamente que las vacunas administradas a los estadounidenses estaban contaminadas con virus de leucemia y cáncer. Ahora uno de cada tres estadounidenses sufren y/o mueren de cáncer.
Bill Gates es también defensor de la utilización de las vacunas para reducir la población y la eugenesia.

En una conferencia de TED, anunció frente a una audiencia en vivo:
“…Si hacemos un buen trabajo sobre nuevas vacunas, la atención médica, los servicios de salud reproductiva, podríamos bajar [la población mundial], tal vez en un 10 o 15 por ciento.”
Además, Gates tiene 500,000 acciones de Monsanto, que envenena a la población y el medio ambiente con los cultivos transgénicos.
Afortunadamente para Gates, él tiene muchísimo dinero para pagar a la prensa prostituida para que le haga propaganda a él como un santo.
  • El aluminio se utiliza en muchos productos domésticos, incluyendo desodorante personal, a pesar del hecho de que promueve el cáncer.
  • Estelas Químicas son rociadas desde aviones, envenenando a la población con aluminio, estroncio y bario. Incluso ha habido informes de que las estelas químicas contienen el virus del cáncer de SV-40.
  • Nuestra comida ha sido modificada genéticamente, está llena de conservantes, y llena de tintes tóxicos y químicos hasta el punto de que es una suave arma secreta para matar.
  • El agua del grifo ha sido contaminada con fluoruro tóxico, un ingrediente en el veneno de insectos que daña los dientes, el cuerpo y la mente.
Todos estos contaminantes causan cáncer, enfermedades, o continuamente estresan el sistema inmunológico hasta el punto de que vivimos vidas más cortas.


Conclusión sobre Democidio

El profesor Rummel ha demostrado que “el poder mata”.

Cuanto mayor es el poder del estado, menor es la libertad de sus súbditos, y cuanto mayor sea el poder del Estado, mayor será el democidio. En resumen, la mayor libertad que tienen las personas en términos de sus derechos y control sobre el Estado, menos asesinatos se producirán, Rummel concluye que para detener el democidio debemos promover la libertad.


Google+