lunes, 23 de abril de 2012

La petrolera BPZ de Soros provoca la muerte masiva de delfines en Perú

ultimasnoticias.com

El gobierno dice que fue un virus. ¿Que virus podría causar la muerte masiva de delfines en Perú? La verdadera causa es mucho peor | 23 de abril de 2012 - PERÚ.

Se realiza una investigación debido a la muerte de cientos de delfines arrastrados por el mar hasta la costa norte de Perú. Se encontraron alrededor de 877 cadáveres de delfines y marsopas en las playas de Perú, en dos meses y medio. Las autoridades peruanas y organizaciones ambientalistas luchan entre si para dilucidar el "misterio" que envuelve al triste fenómeno.

Hasta el momento "no existen hallazgos concretos", según el gobierno peruano que legalizó los transgénicos de Monsanto desoyendo los reclamos indígenas. Estas mismas autoridades que operan en materia ambiental y que aprobaron el glifosato en esa nación respaldando el negocio de George Soros, Rockefeller y Rothschild, ahora mienten diciendo que los animales fueron aniquilados por un virus.

¿Cual es la verdad?

La corporación petrolera BPZ Energy y sus "trabajos" de exploración son los responsables de la muerte de delfines. Mientras el gobierno intenta ocultarlo diciendo que hay un "morbilivirus en los cetáceos de Perú", que en este caso habría afectado a dos especies al mismo tiempo. La realidad es que un simple análisis viral que podría despejar cualquier duda, pero el gobierno se encarga de demorarlo. "Tendremos que esperar hasta la semana que viene, y mientras tanto no podemos descartar ni aprobar nada", dijo el viceprimer ministro de Medio Ambiente Gabriel Quijandría a la agencia de noticias de Rothschild, Associated Press.



BPZ, que es una empresa con sede en Houston y cuyo propietario es George Soros, estuvo llevando a cabo irresponsables trabajos de exploración de petróleo entre el 8 de febrero y 8 de abril, en el norte de Perú.

Los expertos en medioambiente peruanos confirman que las ondas sonoras generadas por los equipos de exploración hidrocarburifera son la causa de las muertes. Quijandría, siempre a favor de la corporación se excusa diciendo que "hasta ahora no hay pruebas para vincular las muertes de delfines con el trabajo sísmico".

La mayoría de los cadáveres encontrados estaban ya en descomposición, por lo que las autoridades alegan que es difícil determinar la causa de sus muertes.

No existe falta de alimentos para los delfines en esa zona. Sin embargo, y además de las descargas sonoras altamente nocivas para los delfines, la petrolera pudo haber liberado sustancias toxicas provenientes de las profundidades, bajo la corteza terrestre, y matarlos por envenenamiento.

Las muertes masivas de delfines siguen reportándose a nivel mundial, durante los últimos años, en coincidencia con los desastres causados por corporaciones como British Petroleum en el océano. Esta situación generada por la familia Rothschild y sus cipayos pone en riesgo la supervivencia de la especie.

Google+