lunes, 26 de diciembre de 2011

Pepsi usa restos de fetos humanos abortados para edulcorar sus productos.

Intereconomía, en su programa ‘Ciencia con paciencia’, informa que Pepsi usa restos de fetos humanos abortados para edulcorar sus productos.

A nosotros ésto no nos sorprende,puesto que a partir de nuestros estudios e investigaciones con respecto a las tóxicas y peligrosísimas vacunas sabemos que la industria de la gran farma usa fetos humanos abortados para fabricar sus dañinas vacunas. Sólo basta leer la composición de las vacunas en los mismos folletos informativos que entregan sus fabricantes: “TEJIDO DIPLOIDE HUMANO”.
La industria también usa fetos humanos para producir sus productos cosméticos. Todo esto nos lleva a otra gran aberración: al ser materia prima ha de haber una fabricación permanente de éstas. Pero en este tema nadie se pronuncia. A la producción, uso y abuso de animales para la industria farmacéutica, de cosméticos y alimentos, no se le presta atención, salvo con éste tipo de denuncias.


 
¿Es habitual esta práctica en las empresas alimenticias y de bebidas? El profesor Jouvé nos cuenta la cruda realidad.

Consideramos que si se aceptan las vacunas, tanto como si se compra alimentos, bebidas y cosméticos que usen estos fetos se está avalando esta práctica y, por lo tanto, se es CÓMPLICE de esta verdadera mafia de la que no se habla, la del tráfico de órganos, fetos y seres humanos en este planeta.

Fuentes:


Google+